Agua de rosas y azahar

El agua de rosas tiene magníficas propiedades. Pues bien, es la hora de ponerlo en práctica. Este preparado está indicado para cuando la cuperosis no está muy marcada o cuando está localizada en nariz y pómulos.

 Preparación y uso

Esta vez la mezclaremos 100 grs. de agua de rosas con la misma cantidad de agua de azahar. A esta mezcla se añaden dos grs. O una pizca de borato de sosa (de venta en droguerías).

Humedece un algodón con este preparado y aplícalo por la mañana y por la noche en las zonas afectadas.

Si te tienen que salir los colores que sea por los piropos y no por la cuperosis.