Plantas en el dormitorio

 

Dormir en una habitación con muchas plantas no es recomendable, ya que por la noche, éstas consumen oxígeno y emiten dióxido de carbono. Pero si tienes en tu dormitorio una o dos macetas colocadas en los lugares adecuados puedes aprovechar el efecto relajante que produce un toque de naturaleza en una estancia.

No te prives del placer de tener plantas en tu dormitorio, pero elege las más adecuadas. Lo mas recomendable en esta habitación de la casa son las plantas de hoja estrecha para que necesiten menos oxígeno y no acumulen tanto polvo. No olvides abrir bien las ventanas en las mañanas para que se renueve el aire.

Si tu dormitorio tiene poca luz, es conveniente que saques las plantas a un lugar más luminoso cada dos semanas durante un par de días para que se recuperen. En primavera servirá también para que recuperen fuerzas. Lo ideal es que coloques alguna maceta sobre un mueble con especies como el ficus repens, calatea, cisus, esparraguera o alocasia.

Si tu habitación tiene mucha luz apuesta por macetas en el suelo y por plantas como la drácena, cordiline, crásula, phalaenopsis, coleo y cípero. También puedes poner un pequeño detalle encima de un mueble. Las macetas con la violeta africana, el ciclamen y la peperomia resultarán perfectas y darán ese toque animado y acogedor.